Manatí, municipio colombiano ubicado al sur del departamento del Atlántico, fue creado en el año 1639* en un lugar que los nativos llamaban Mahabana. Está conformado por 16 veredas y una cabecera municipal localizada a 71 kilómetros de la cuidad de Barranquilla. Explore este portal de Internet y conozca nuestro pasado, nuestro presente y nuestra riqueza cultural entre otras cosas. Bienvenido a Manatí Atlántico.
Manatí Atlántico
Panorámica nocturna de Manatí
Te acuerdas de Montoya
El señor Montoya vivía en una casa que estaba en el solar que está ubicado frente a la casa de la señora Carmela Sanjuán, ahí tenía una especie de taller en donde entre otras cosas arreglaba ollas, por supuesto nunca faltó el repelente que cuando pasaba por el frente le gritaba: “MONTOYA COMPONME LA OLLA”. Más en Te acuerdas de…..
Pronóstico | Mapas | Radar      Traído a los manatieros por Accuweather
Crónica de las demandas. Uno no es ratero porque se lo digan o porque se le demuestre, uno es ratero si uno mismo sabe que robó, entonces es ratero. De la misma manera que uno sabe que es negligente porque al irse del cargo nada dejó para la posteridad, solo incongruencia y ya nadie lo visita, ni lo saluda, nadie te sonríe, entonces fracasaste. En lo personal quizá un triunfo, pero a la comunidad en nada la mejoraste.
El presidente del Consejo de Manatí, señor Cesar Escobar Torres, ha hecho público en dos ocasiones una lista de contratos realizados por el municipio de Manatí por obras y servicios. En los siguientes  dos enlaces puede ver estas dos publicaciones.

Contratos - Primera publicación

Contratos - Segunda Publicación

Informe de la visita de varios concejales manatieros a las oficinas de Colombia Humanitaria y la de Atención y Desastres en la ciudad de Bogotá
Richard   está en Maracay, Venezuela   y pasó por la Esquina del Mocho Murillo a dejar este mensaje
Saludos a toda la gente de Manatí, en especial a mi familia en el barrio El Carmen, a mi abuela Dioselena, mi tío Aníbal, Ever, Solmeris y todos.
La Previa
La Opinión de los Manatieros
Por: José Alfredo Cantillo Ortiz  
martes, 18 de julio de 2017

Buena noticia para nuestra comunidad la de contar con un hospital que garantice un servicio digno para los manatieros y pueblos aledaños, además en un  lugar alejado de las posibles inundaciones que a futuro se puedan presentar por el efecto del cambio climático que lastimosamente es irreversible a nivel mundial  y por ende cíclico en nuestra región, es decir, podríamos volver a sufrir las consecuencias desastrosas de este fenómeno que se presenta por el abuso del hombre con su única casa, el planeta tierra.

Las noticias indican que se va invertir la cifra astronómica de 9.200.000.000 de pesos equivalente a 3 millones de dólares y cuya primera piedra fue colocada por el gobernador Eduardo Verano de la Rosa, en compañía de la Alcaldesa de Manatí Kelly Paternina. Me alegro por la fuerte inversión, más que merecida para un pueblo que sufrió los estragos del diluvio de 2010 y de paso creo que es la más alta inversión pública que se haya hecho en una sola obra. Pero esto también debe poner en alerta a los organismos de control fiscal no sólo a nivel local, sino también a nivel departamental y nacional.

Colombia es estremecida a diario por los hechos de corrupción que se dan en todo orden, dirección y nivel público. No hay Presidente que escape a estos señalamientos, tampoco Gobernadores, Alcaldes, Fiscales, Jueces, etc, etc. La sal en Colombia se ha corrompido, es decir, los que deben dar ejemplo de honestidad, rectitud, probidad, como es el caso de los funcionarios públicos, son quienes precisamente dan inicio a esta espiral de descomposición y putrefacción moral que inunda las esferas públicas en la que sale perjudicado el pueblo, el cual es privado de las obras que se necesita para su desarrollo. Queremos todos los manatieros que esta cifra, arriba mencionada, sea invertida peso a peso, centavo a centavo y que usted señora alcaldesa, como cabeza visible de la administración pública local y representante jurídica del pueblo, debe constituirse en la primera garante que esto sea así, y que durante el desarrollo de obra se rinda un informe público a la comunidad de cuánto se ha invertido, que entre otras cosas es lo mínimo a que tiene derecho el pueblo.

La comunidad misma debe constituirse también en un fiscal visible de esta magna obra, las veedurías ciudadanas deben actuar con toda transparencia y librarse de todo asomo de confabulación con los corruptos.

Dios bendiga a Manatí.

Visite la Sección de Opinión
Instalaciones del nuevo Acueducto de Manatí
Nuevo Acueducto