Voces Manatieras: Boris
LA MECEDORA.
Profesión político

Por: *Boris Romero Jiménez
boris@manati.ws


El paterninismo como otras corrientes políticas tiene sus seguidores, sus defensores, aduladores, sus enemigos, sus opositores y sus personas resentidas por algo que no le cumplieron. Este grupo en el poder tiene todo tipo de militante, han estado cerca al poder con diversos enlaces que no data de esta época reciente sino que está con raíces en la vida pública aunque sin el brillo del voto copioso y fulgor de otros dirigentes. El grupo en sí tiene unas bases viejas, de Notaría, concejales, escritores, personera, alcalde y como todo, cosas buenas y malas en su record.

El caudillismo ha estado presente hace tiempo en Manatí, pero de los fenómenos políticos que puedo recordar está el castillismo cuyo jefe natural fue Hernando Castillo Torrenegra por el partido conservador, le apodaron sus enemigos el Tigre de la María, estuvo en una época convulsionada de restructuración económica y política, no era muy clerical como tradicionalmente se mantenía el conservatismo en toda Colombia, era más una lucha de conservar la pesca antes que secar las ciénagas y otros cuerpos de agua, es de anotar que muchos conservadores que lo enfrentaban eran clericales pero enfocados a mejorar las condiciones sociales de aspirantes a tierra baldía. Profesión Político

Enfrentando a ese castillismo, estaba el cassianismo, seguidores del médico liberal Manuel Cassianí de origen Bolivarense pero radicado en Manatí desde sus inicios de médico. Las dos vertientes eran realmente fanáticos de estos dos hombres, se votaba sin dinero, se votaba por la militancia y por obtener trabajo. De igual forma este líder se vio enfrentado a la clase campesina y a una línea de conservadores más radicales que en muchos casos llegó a bordear acciones violentas.

Pasado cierto tiempo del castillismo surgió el porfirismo, fenómeno arrasador en dos elecciones consecutivas, Porfirio Castillo Zamora, se perfiló entonces como una sangre refrescante lleno de militantes contemporáneos y con una clase dirigente mayor que no pudo con el voto joven, aspirantes a cargos fuera de la población y efectivamente muchos ocuparon cargos por militar en el porfirismo. Porfirio por este empuje fue Secretario de Obras Públicas del Departamento del Atlántico, sus diversas labores en Barranquilla hicieron que su grupo perdiera fuerza, así que su desaparición fue exactamente tan rápida como su ascenso.

En Colombia y especialmente en Manatí cada líder político tiene seguidores a muerte, en Manatí,  el caso más sorprendente es el de Evaristo Olivero, se hacen llamar “los evaristeros” sus seguidores, tienen una línea de acción permanente, este fenómeno político todavía tienen influencia en el quehacer político de Manatí, conserva sus postulados iniciales y ha sido el líder político con más alcaldes electos, es de anotar que las únicas elecciones que ha perdido han sido estas últimas siendo candidato su hijo. Este grupo político nació en Cantarrana y fue hecho a pulso por acciones sociales que bordean el llamado populismo, que entre otras cosas encanta a sus seguidores. Realmente la presencia de este líder político se nota en comparación con otros, sigue pasando con él, todos lo quieren saludar y apoyar.

Otros políticos, pero que por diversos motivos su influencia se ve tras otros como es el caso del gran elector del Partido Liberal Arnaldo Acuña Martínez, que siempre se vio enfrentado a su impedimento político por ser docente, siempre había sido primeras votaciones y en dos oportunidades cuando la Ley se lo permitió fue Concejal, pero su influencia en general tuvo el límite de la precaución para no verse en investigaciones penales por ser servidor público.

Por último quiero mencionar a José Cantillo Vizcaíno, más que gran elector quiero destacar su trayectoria política en el grupo de José Name y quizás consultor en últimas muchos políticos que se reúnen en su casa a discutir problemas municipales. Por otro lado destaco Sofanor Barraza por su constante empeño en buscar trabajo a los jóvenes manatieros.

Los demás políticos que han ocupado cargo de alcalde, creo que no han tenido una influencia trascendental que exalten los ánimos de sus seguidores. Hay políticos que cuando fueron alcaldes la gente los defendía ahora nadie se acuerda de ellos, no influyeron ni positiva ni negativamente en este pueblo. Para ir al poder buscan al pueblo, en el poder se esconden del pueblo, cuando pasa el poder el pueblo los olvida, los ignora sobre todo si terminan judicializados.

Nota. Un político que pudo tener éxito fue Balmores Ortíz, pero dejó la carrera política para irse a USA.

martes, 21 de junio de 2016
*Boris Rubén Romero Jiménez es licenciado en Educación Matemática. Actualmente se desempeña como profesor de la Institución Educativa San Luis Beltrán de Manatí Atlántico.
Boris Romero Jiménez
LA MECEDORA.
Crónica de las demandas

martes, 18 de octubre de 2016
LA MECEDORA.
Pelan reses como pelar guineos

viernes, 08 de julio de 2016
LA MECEDORA.
Profesión político

martes, 21 de junio de 2016
 1        
W